Bonne Année !

A veces tengo la interrogante del por qué brindamos con Champagne o mejor dicho con un vino espumante, ya que si y solo si se le puede llamar Champagne a aquel vino espumante elaborado en la región que lleva su mismo nombre en Francia.
Me gustaría tener la oportunidad de ver a un francés cerrando su año con un Pisco Sour en la mano y deseando todo lo mejor a su entorno.

Cada año trato de realizar el cambio, romper la tradición y poner mi bebida nacional en la mesa dando a entender que si vamos a brindar será un "Salud" cien por ciento peruano con las mejores vibras.

Ojala algún día la generación del "Champagne" finalice en un país tan rico como el nuestro e inicie el "Tiempo de Pisco".

Feliz Año 2017 !
Salud !




¿Miedo?

A veces me comentan o escucho que el tomar Pisco da miedo, por la resaca. Cuando escucho eso, se me viene a la mente la siguiente frase:

"El miedo es el camino hacia el lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento".


Nosotros no queremos odiar al Pisco, tenemos que ser objetivos. Si tomar Pisco queremos, invertir de acuerdo a la ocasión debemos. En todo mercado existe la oferta y la demanda, por ende tenemos variedad y calidad de todos tipos de bebidas y nuestro querido Pisco. 

Que un Pisco te haya traído problemas, no quiere decir que todos estén en el mismo saco, mi consejo es que prueben diversas marcas y las identifiques o califiques para la ocasión. No pido quedarse con el más caro como tampoco con el más barato, sino evaluar como se desea celebrar en el momento. Por ejemplo: Si quiero disfrutar de un día de playa con su buen chapuzón, optaría por uno entre 30 a 35 soles ya que si me animo por uno de mayor valor, el sol me lo puede matar y no podré disfrutarlo como se debe. Si estoy rumbo a una reunión para festejar algo especial, vale la pena invertir un poco más y disfrutar el momento, ademas te lloverán comentario positivo. También tenemos la opción de los macerados, como he mencionado antes; darás la sorpresa con sus sabores, colores y aromas. El menos esperado estará presente en ese brindis.

Salud!