Marcianos


Me fascina visitar la playa en verano o en invierno, me resulta confortable observar el mar y más con un vaso en mano. Cuando me quedaré unas noches, no dudo en llevar a mis engreídas, mis cocinadas y obviamente Pisco Puro. 

Este año, un grupo de amigos y familia, la mejor combinación para un viaje, decidimos embarcarnos en una aventura y viajar por la carretera rumbo a Mancora, norte del Perú. Algunos de nosotros ya conocemos la ruta y los cuidados que debemos tener.

El norte nunca deja de sorprenderme, gente carismática, excelente clima y comida espectacular. Por segunda vez visité a las tortugas en El Ñuro, a 15 minutos aproximadamente de Mancora. Super recomendado.

Cayendo la noche nos gusta meternos a la piscina y disfrutar de una buena conversa con nuestros chilcanitos.
Teníamos el Pisco, que habíamos cuidado del sol durante el viaje, nos faltaba el hielo, el Ginger Ale y los limones, salimos a una bodega y gastamos un promedio de 20 soles. En la misma zona me jalo la vista los "Bolos", así que decidí probar el de maracuyá y mango, dejándonos la curiosidad de probar los demás sabores.

En el norte los bolos o bodoques, en Lima los chups, marcianos o chupetes, son un alivio para refrescarte un poco de "La calor", se venden en cada bodega y tienda del mercado. De verdad que he disfrutado con el de coco, algarrobina, mango, maracuyá, maní, guayaba y más. 

Ya imaginas lo que hicimos la segunda noche, cada bolo cuesta un sol y lo mezclamos con el Pisco.
Buenaso ! 

Salud!